lunes, 15 de diciembre de 2008

Quiero un loro para Navidad

¿Estás pensando en comprar un loro para tí o para regalar en estas fechas? Entonces presta mucha atención.

El loro es un animal muy distinto a cualquier otra mascota que puedas tener en casa y antes de elegir un ejemplar debes familiarizarte con algunas de sus cualidades distintivas, para asegurarte que encajan con tu estilo de vida.


¿Cuánto vive un loro?

Mientras que un perro tiene un promedio de vida que va entre los 10 y los 15 años, y los gatos un poco más, algunas especies de loros pueden vivir más de 75 años. ¿Qué será de él cuando su dueño falte?

Es posible que el animal necesite una nueva casa cuando ya no puedas cuidarlo y ello puede causarle muchas frustraciones, más allá del estrés de enfrentarse a nuevos dueños y a una nueva casa.


La limpieza es fundamental

Su instinto natural es de picotear semillas, pienso, frutas, ... y por consiguiente te verás obligado a convivir a diario con restos de comida arrojadas fuera de su jaula. Asimismo, estos restos de comida esparcidas pueden atraer otros animales o insectos no deseados y convertirse en una fuente de bacterias si no lo limpiamos con mucha frecuencia.

También los loros producirán gran cantidad de excrementos al día y no limpiar la jaula y los platos con mucha frecuencia y desinfectando puede provocar infecciones en el animal.

Los loros a los que se les permite estar libremente por la casa pueden ocasionar daños en muebles y otros artículos de la casa. Las especies más grandes, como los guacamayos, tienen un pico muy poderoso y son capaces de masticar sin piedad muebles, arrancar esquinas de las paredes e incluso coger y tirar aquella figurita de porcelana que nos regaló la abuela.


Cuidados que necesitan los loros

La mayor inversión que tendras que hacer deberá de ser la compra de la jaula, siendo conveniente que compres una en la que el animal pueda moverse cómodamente. No escatimes en este apartado.

Nunca deje su loro solo si tiene otras mascotas, como perros o gatos, porque podría resultar herido.

El loro es un animal social e inteligente, con una gran tendencia al aburrimiento. Una casa con muchos habitantes o una persona soltera que pueda darle toda su atención son las mejores opciones para este animal. Piensa que necesita estar la mayor parte del tiempo posible con su dueño.


Adquirir un loro es un gran compromiso. Un loro no es un pájaro de jaula.

Si después de leerte todo el artículo, aún tienes ganas de tener o regalar un loro, vuelve a leertelo un par de veces más.



Por una Navidad responsable.

Felicidades a todos

1 comentario:

d1ekk0 dijo...

Aún tengo ganas de tener un loro.. y ya me lei el articulo varias veces.